Dallas – Los grandes momentos suceden aquí

¿Alguna vez soñaste con ir a un partido de los legendarios Vaqueros de Dallas? ¿Sentir la emoción de entrar al Estadio, vibrar con la emoción de los aficionados, ver a las vaqueritas en vivo y a todo color? Ese mismo era mi sueño, además de visitar la ciudad de Dallas que siempre me impresionó por su hermosa arquitectura.

Me decidí a hacer mi sueño realidad y de inmediato consulté la página www.VisitaDallas.com. Descubrí que era de lo más sencillo llegar a Dallas gracias al sinnúmero de vuelos directos entre México y DFW. También encontré una conveniente forma de cumplir el sueño de apoyar al equipo consentido de América, en su propio templo del deporte, el majestuoso AT&T Stadium. La experiencia fue súper sencilla: sólo tuve que escoger la fecha en que los Cowboys jugaban contra uno de sus rivales más famosos. Emocionado, me encaminé a la moderna y cosmopolita Dallas. A mi llegada me recibió el personal de la compañía turística Sports Traveler y me trasladaron al cómodo y elegante hotel Fairmont ubicado en el centro de Dallas, o Downtown.

393-blog

A pocos pasos del hotel me encontré con la grata sorpresa de encontrar opciones de transporte público gratuito, como el histórico Tranvía que recorre la famosa Avenida McKinney. No sólo disfruté el paseo en un hermoso tranvía totalmente rehabilitado a su esplendor original, sino que también pude encontrar un sinfín de opciones para comer, hacer compras y tomar una cerveza local en el popular distrito de Uptown.

Después me dispuse a explorar algunas de las atracciones locales como el famoso Museo del Sexto Piso en Dealey Plaza. Una visita imperdible a Dallas donde pude ver el lugar desde donde se cree que estuvo el francotirador que disparó esos tiros letales que pusieron fin a la vida del Presidente Kennedy. Me dio gusto haber comprado el popular CityPASS antes de salir de casa, ya que ahorré 41% en el precio de mi entrada y tuve la opción de escoger 4 de las 6 atracciones más populares de la ciudad incluyendo el Museo del Sexto Piso, el Museo Perot de Ciencias Naturales, el Zoológico de Dallas, los Jardines Botánicos, la Biblioteca Presidencial de George W. Bush, o el observatorio GeO Deck en la Torre Reunión, a donde decidí dirigirme para cerrar con broche de oro mi primera noche en Dallas. Mientras disfrutaba la vista panorámica de los emblemáticos rascacielos y su hermosa iluminación nocturna, no dejaba de pensar que al día siguiente era el día del partido, y el sueño estaba por cumplirse.

Tras una noche de muchas emociones y poco sueño, me levanté listo para ponerme mi camiseta favorita y esperar a mis anfitriones de Sports Traveler para emprender la marcha hacia AT&T Stadium. El trayecto no duró más de 25 minutos y conforme nos fuimos acercando a la cúpula plateada que brilla bajo el sol tejano la adrenalina no dejó de subir.

Antes de entrar al Estadio, nos dirigimos a la tradicional fiesta previa al partido, conocida en inglés como la Tailgate Party, lo que se asemeja a una fiesta al aire libre con aficionados de ambos bandos disfrutando de la rica BBQ local y la tradicional cerveza fría. Brindé con mis compañeros del tour por haber obtenido aquel autógrafo de un exjugador legendario de la NFL que se paseaba por ahí dándonos la bienvenida antes de adentrarnos al gigantesco Estadio.

f16122be54a60353273f6c1bc0574c45

La experiencia de vivir el partido en vivo es indescriptible, hay que estar presente para poder sentir por sí mismo la manera en la que la afición hace vibrar aquella maravilla de la ingeniería que es el estadio. Después de tanta emoción y de ver ganar a mi equipo, no quería abandonar mi asiento; lo bueno es que al día siguiente tuvimos la oportunidad de volver junto con nuestros anfitriones a recorrer los pasillos del Estadio ahora ya vacío y abierto a grupos de turistas. Pudimos descubrir algunos de sus secretos y entrar a los vestidores de los Vaqueros, ¡y las Vaqueritas!

Con tanta adrenalina, aún me quedó energía para hacer la tradicional parada de shopping encontrando todo lo que buscaba en el incomparable NorthPark Center con sus esculturas espectaculares y en las tiendas outlet The Shops at Park Lane, ubicado justo enfrente de NorthPark. Mis compras participaban en el popular programa TaxFree Shopping, sólo tuve que guardar mis recibos para recibir una porción de mis impuestos en efectivo, así es que aproveché para seguir comprando.

El tiempo pasó veloz y era hora de volver a casa, con la inolvidable experiencia de haber vivido de lleno mi sueño de ver a los Vaqueros muy de cerca y de haber conocido una ciudad inigualable como Dallas. No por nada dicen que ¡los GRANDES momentos suceden aquí! ¡Ya estoy listo para regresar!


Compartir


<< Regresar