¡Descubre Brno! El sorprendente destino de República Checa

Al llegar a Brno –la segunda ciudad más grande de Chequia luego de Praga y distante a unos 220 kilómetros de la capital– se pueden encaminar los pasos hacia la Catedral de San Pedro y San Pablo (Katedrála svatého Petra a Pavla), la cual sobresale del horizonte urbano en la colina de Petrov y se clava en el cielo con sus altísimas torres de 84 metros de alto. Allí, las campanas tañen cada día a las equívocas 11 de la mañana (en lugar de a las 12 del mediodía) para recordar el momento decisivo en que la ciudad se libró del asedio de los suecos, durante la Guerra de los Treinta Años, al confundirlos adelantando una hora el cenit, dado que un general había prometido marcharse sin más si no lograba conquistar Brno antes de las 12 del día.

republica-checa-1024x682

Desde esas alturas, una calle en declive te conduce a la. Plaza del Mercado de Verduras. (Zelný trh), con su Fuente de Parnaso y su Columna de la Santísima Trinidad, y desde la torre del Antiguo Ayuntamiento, de 63 metros de alto, se puede observar toda la ciudad, incluida la catedral y el.Castillo de.Špilberk.

La Villa Tugendhat, declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, por sí misma justi.ica la visita a Brno. La casa, obra del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe, es una joya del funcionalismo que va develando en cada ambiente algo de su intimidad y la genialidad de su creador que está plasmada en cada detalle.

Con el panorama completo de Brno por todo lo alto, es momento de sumergirse en sus entrañas. De modo que regresamos a la Plaza del Mercado de Verduras o Mercado de Coles. A uno de los lados, en Zelný trh 21, está la entrada al Laberinto de Brno, una serie de bodegas subterráneas y sótanos medievales pertenecientes a los antiguos comerciantes de la plaza. Hace unos años, los pasadizos fueron rescatados y acondicionados para mostrar al público cómo solía ser la vida en ese lugar siglos atrás. La ciudad tiene otros dos sitios abiertos al público para quienes deseen continuar con la exploración subterránea: bajo la Plaza de los Dominicos (Dominikánské námestí) se puede visitar la Bodega del Maestro Acuñador de Moneda (Mincmistrovský sklep), y también está disponible el Osario de la Iglesia de San Jacobo (Kostnice u sv. Jakuba), que es el segundo más grande de Europa y resguarda los restos de más de 50 mil personas.

Descubre más de Brno y otras historias de

República Checa visitando

www.midestinoeschequia.com

#DestinoChequia


Compartir


<< Regresar